En la sala de reuniones del Hospital se dió a conocer la compra de insumos para ” Campaña de Lavado de Manos ” iniciativa del Comité de Prevención y Control de Infecciones que realizó la Asociación Cooperadora del nosocomio.

La compra estuvo destinada a la adquisición de insumos tales como dispensadores de toallas de papel para manos, dispensadores de jabón líquido, de alcohol en gel y cartelería acerca de pasos para un correcto y eficaz lavado de manos.

En conferencia de prensa, la presidente de la Asociación Cooperadora del Hospital, la Sra. Ana Chasco valoró la iniciativa del Comité de  Prevención y Control de Infecciones que está implementando la campaña de “Lavado de Manos” en el Hospital y agradeció a la representante de los Supermercados La Anónima la Sra. Pamela Loscas, ya que los fondos utilizados para implementar la campaña provienen del aporte de la  comunidad a través de “ Tu Vuelto Vuelve”.

Por otro lado, la doctora Viviana Thomas presidenta del Comité hizo hincapié en la importancia de incorporar el hábito del correcto lavado de manos; con esta campaña de lavado de manos incentivamos a la comunidad en general y a nuestros colegas a reforzar  y perfeccionar esta práctica mas allá de que la aprendimos desde muy pequeños en nuestras casas, siendo conscientes que a pesar de todos los adelantos tecnológicos que existen hoy en la medicina, la Organización Mundial de la Salud (OMS) sigue reforzando la idea de que la higiene de manos es la práctica más económica y más efectiva para reducir las complicaciones en salud.

Lavado de manos

El lavado de manos con jabón es una de las maneras más efectivas y económicas de prevenir enfermedades diarreicas y respiratorias, que son responsables de muchas muertes infantiles en todo el mundo.

Cuando una persona no se lava las manos con jabón pueden transmitir bacterias, virus y parásitos ya sea por contacto directo (tocando a otra persona) o indirectamente (mediante superficies).

Por eso, es importante lavarse las manos:

  • Antes y después de manipular alimentos y/o amamantar.
  • Antes de comer o beber, y después de manipular basura o desperdicios.
  • Después de tocar alimentos crudos y antes de tocar alimentos cocidos.
  • Después de ir al baño, sonarse la nariz, toser o estornudar y luego de cambiarle los pañales al bebé.
  • Luego de haber tocado objetos “sucios”, como dinero, llaves, pasamanos, etc.
  • Cuando se llega a la casa de la calle, el trabajo, la escuela.
  • Antes y después de atender a alguien que está enfermo o de curar heridas.
  • Después de haber estado en contacto con animales.

Las infecciones respiratorias agudas, como la gripe o la neumonía, pueden evitarse con el lavado frecuente de manos. También los parásitos intestinales e algunas infecciones en la piel y los ojos.

Esta sencilla práctica de higiene es el modo más efectivo de cuidar nuestra salud.

Para ver más info OMS hacer click aquí