La guardia es para asistir a personas que necesiten atención urgente. Los médicos clínicos atienden patologías leves pero no están obligados a una evaluación general del paciente. Se otorgan colores de acuerdo al cuadro de salud. Según ello, varía el tiempo de espera.

El Hospital de Trelew implementó hace un mes el sistema de atención y distribución de turnos “Triage”. Se llama así al proceso mediante el cual se le otorga al paciente un color para indicar cuán urgente es su situación: verde, amarillo o rojo. Lo determina Enfermería.
La asistencia médica va desde lo inmediato hasta las 2 horas de espera dependiendo del cuadro. Se recomienda a la gente con obra social ir a los nosocomios privados. A quienes no, concurrir a los Centros de Promoción de Salud para descentralizar el trabajo. En su defecto, al Hospital y ser tolerantes. Se registró aumento de la agresividad contra los médicos. Atienden 200 adultos por día y unos 120 niños.
La información fue confirmada a Jornada por el director médico del Hospital Adolfo Margara, Jorge Vecchio. Deslizó que el flamante sistema, se puso en vigencia hace algo más de un mes.
El objetivo es organizar las prioridades de atención médica de pacientes. Es decir, quienes ingresen con alguna patología grave serán atendidos de inmediato. No esperarán. Sí lo harán quienes presenten cuadros tales como anginas, estados gripales o resfríos. La permanencia en la sala de espera en esos casos, se estipula desde los 45 minutos a las 2 horas. “La recomendación es que si tienen obra social, otros sanatorios, que vayan. Quienes no tengan más opción que el Hospital, van a tener que esperar”.
Pidió Vecchio tolerancia a la gente. “Detectamos aumento de agresividad. Hay pacientes que tienen gripe o chicos con temperatura  y como no los atienden rápido, rompen vidrios o patean puertas. Si los médicos no tienen patologías graves para atender no hay problema, los atienden”.
Prioridades
Sobre el resultado de la prueba piloto de ya un mes de haber implementado el “Triage”, se logró que los pacientes que ingresaran con alguna enfermedad grave, fueran atendidos inmediatamente, sin tener que esperar.
“Si hay algún accidentado que ingresa desde la  calle o ambulancia, entran al Hospital por el pasaje. Los que vienen por otra patología, sacan turno en mesa de entrada y bajan a la guardia. Una enfermera determina si el paciente necesita ser atendido rápidamente o no” , ejemplificó.
Explicó el director médico que si  un paciente dice que no puede mover alguna parte del cuerpo y le duele el pecho, “se lo pasa inmediatamente para que lo vea el médico. Si está con una gripe o dolor de cabeza, queda en casillero y se atiende por turno”.
“El color rojo, es de gravedad. Cada persona sabe qué color se otorgará. El verde sabe que tiene que esperar. Los colores amarillo y rojo saben que no tienen que recibirán inmediata atención. El control y determinación se hace a través de categorización por enfermería”, reiteró
Vecchio explicó cuál es la “concepción” de la guardia de un hospital. Indicó que es el área en donde se atienden urgencias. O sea, pacientes que necesitan ser asistidos rápidamente. Se ponen a disposición médicos clínicos para que atiendan el resto de los cuadros pero el estado general de la persona debe ser evaluado por el médico de cabecera. En el momento se le puede indicar un antitérmico pero luego deberá recurrir al profesional que le haga el seguimiento. No es la función de la guardia de un hospital la evaluación general de la persona. “Se atienden pacientes graves, personas que necesitan ser atendidas rápidamente”.
El director médico agregó que es intención descentralizar la atención en el Hospital. Es decir, que los ciudadanos concurran a los Centros de Salud que están próximos a sus domicilios y que funcionan de lunes a viernes.
En tanto, quienes tengan obra social que vayan a los centros asistenciales privados: clínicas y sanatorios. Como ejemplo, puso a pacientes de PAMI que van al hospital teniendo la opción de otros lugares de atención. “Estamos atendiendo 200 adultos por día de lunes a viernes, fin de semana es más. Además, 120 chicos. No es que se va a dejar de atender en el Hospital. Es la recomendación que damos”.
Triage
El sistema “Triage” clasifica las urgencias de acuerdo a la gravedad del paciente.
El color verde, es para quienes no requieren atención inmediata. Se les solicita que esperen en la Sala de Espera.
Amarillo: la hora de espera es de aproximadamente 30 minutos.
Rojo: la atención es inmediata.
Una vez realizado el “Triage”, personal de Enfermería comunicará al paciente y a su familia como continuará siendo atendido y el lugar donde realizar su espera. Los objetivos del sistema son: realizar la atención de los pacientes de una manera organizada, evitar la saturación del Servicio de Emergencias y reducir los tiempos de espera y de permanencia, consiguiéndose una mejora asistencial y un aumento en general de las probabilidades de supervivencia en patologías graves.
Emergencia y urgencia
Entre las recomendaciones que se realizan desde el nosocomio local, se incluye que, el paciente, al momento de concurrir a la Guardia del  Hospital debe tener en cuenta que se denomina “emergencia” a la situación de un paciente cuya vida corre peligro y “urgencia” a la persona que su vida “podría correr” peligro.
Respecto a la actitud que debe tener la persona en caso de necesitar ayuda del Hospital, llamando al 107, deslizó que el comportamiento debe ser tranquilo y sereno.
Se debe dar prioridad a las lesiones que ponen peligro la vida: hemorragias, ausencia de pulso o respiración, envenenamiento y conmoción o shock.
Examine al lesionado, revise si tiene pulso, si respira y cómo lo hace. Si está consciente interrogarlo sobre las molestias que pueda tener. Coloque al paciente en posición cómoda, mantener lo abrigado. Si es víctima de trauma (ejemplo: caída) no lo toques. No ponerle alcohol ni ninguna sustancia. No darle líquidos. Evita el pánico. Inspira confianza. No hagas más de lo que sea necesario hasta que llegue la ayuda profesional.
Se debe evitar tocar las heridas con las manos, boca o cualquier otro material sin esterilizar. Usar gasa siempre que sea posible. Nunca soplar sobre una herida. No lavar las heridas profundas ni fracturas expuestas, cubrirlas con apósitos y llamar al médico. No limpiar la herida hacia adentro, hazlo con movimientos hacia afuera. No colocar algodón absorbente directo sobre las heridas o quemaduras. No aplicar tela adhesiva directamente sobre las heridas. No tocar un electrocutado. No meter  la mano en la boca en un epiléptico y mantener su cabeza quieta.
Se debe llamar al hospital cuando la hemorragia es copiosa. Si la herida es corto punzante y profunda. Si hay trastorno de conciencia. Si hay politraumatismo. En caso de electrocución o convulsiones. Si hay dificultad de respirar. Si la herida proviene de una mordedora (animal/humana) o en cualquier lesión en los ojos.

Fuente: Diario Jornada