Hoy en nuestra sala de videoconferencia se dío inicio a la Semana de Lactancia Materna que se celebra mundialmente todos los años del 1 al 7 de agosto.

El encuentro tuvo lugar este miércoles 1 de agosto, y estuvo a cargo de la referente del Departamento Provincial de Salud del Niño, dependiente de la Dirección Provincial de Maternidad, Infancia y Adolescencia, Paula Martínez, que realizó el lanzamiento de la Semana Mundial de la Lactancia Materna 2018.

La actividad se trasmitió por el sistema de videoconferencias y participó parte del equipo de salud de nuestro hospital y se conectaron simultáneamente de los hospitales de Rawson, Puerto Madryn, Esquel y Comodoro.

Este abajo el lema: “Lactancia Materna: la base de una vida saludable”. Este lema insta a empoderar la lactancia materna en virtud de sus inigualables beneficios nutricionales y no nutricionales. La nutrición adecuada, la seguridad alimentaria y la reducción de la pobreza son fundamentales para asegurar los Objetivos del Desarrollo Sostenible.

El lema que enmarca las actividades es “Lactancia Materna: la base de una vida saludable”, que fue definido por la WABA (Alianza Mundial pro Lactancia Materna), una red de organizaciones y personas que trabaja conjuntamente con la Organización Mundial de la Salud (OMS) y el Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia (UNICEF) en la promoción de esta temática.

BENEFICIOS DE LA LACTANCIA MATERNA

La Lactancia Materna es la base de una vida saludable y, por eso mismo, mantener su continuidad es un derecho de todas las mujeres y sus hijos e hijas. Su protección, promoción y apoyo debe ser un compromiso de toda la sociedad.

La leche materna es un alimento de alta calidad y seguro, que propicia el vínculo entre madre e hijo o hija; que previene el síndrome de muerte súbita del lactante; y protege a los niños y niñas de diversas enfermedades, tales como: desnutrición, obesidad, diarreas y bronquiolitis, así como de desarrollar en la adolescencia y la edad adulta diabetes e hipertensión.

Además, protege a la madre que amamanta de anemia, depresión postparto, cáncer de mama y ovarios. También protege el medio ambiente, al no requerir embalajes ni generar residuos.

La Organización Mundial de la Salud y UNICEF, entre otros organismos internacionales y nacionales, recomiendan la Lactancia Materna exclusiva hasta los 6 meses de vida de los niños y niñas, continuándola hasta los 2 años o más, junto con alimentos complementarios adecuados.