Ima

Como cada año, alumnos de 5º del Instituto María Auxiliadora de Trelew trabajan en proyectos solidarios con distintas instituciones.

Son adolescentes que merodean el umbral de mayoría de edad, en tránsito por esos años complejos y medulares. Son estudiantes en búsqueda de su destino y son, sobre todo, solidarios, comprometidos. Se trata de una experiencia, una más, inédita en la región que año a año los involucra más allá de las aulas, de los libros, de las materias.

Bajo la tutela de la profesora Claudia Williams, nueve grupos de chicas y chicos que cursan 5to año en el Instituto María Auxiliadora de Trelew presentaron sus proyectos solidarios para el presente curso. Trabajan con bomberos, con abuelos, con chicos, en bibliotecas barriales, paseando perros víctimas del stress del encierro en Zoonosis, en el Hospital Zonal. Trabajan con la sociedad.

“Este año estamos trabajando en base a proyectos con la guía de Escuelas Solidarias. Es en base a un nuevo material que llegó en noviembre y hubo que estudiar, porque en algunos detalles lo estábamos haciendo distinto”, explica la profesora Claudia Williams a Jornada Play, que elaboró un magnífico informe.

“Es un material muy interesante que llega desde Nación. En realidad estamos trabajando desde marzo, sucede que tuvimos un poco de teoría. Este año yo les presenté el diseño curricular de la provincia para que ellos lo pudieran ver, apropiárselo. Y trabajamos también con un manual de confección y de armado de proyectos que venimos utilizando desde hace unos dos años”, agrega.

Williams destaca un dato que observa cada año: el compromiso.

“Es mucho”, asegura, y argumenta: “Es un trabajo arduo porque hay que sostener un proyecto a lo largo de 8 o9 meses. Incluso aún tenemos algunas experiencias de chicos que han trabajado hace cuatro años y vienen de la universidad y van a visitar el lugar en donde han trabajado. Eso quiere decir que les resultó una experiencia muy positiva.

“A ellos ahora les espera mucho trabajo, en el campo y además, aproximadamente en setiembre, empezamos con la elaboración del proyecto paso por paso porque por ahora hacemos cuaderno de campo y anotaciones. Después hacemos la elaboración para hacer la presentación en la muestra anual”, finaliza

Grandes Héroes de Trelew

Sofía Rodríguez coordina el grupo solidario “Grandes héroes de Trelew”, que trabaja con los Bomberos Voluntarios. Ella lo explica: “Elegimos trabajar con los bomberos porque siempre nos interesó su tarea. En mi caso yo he hablado con mi papá y él, al ser policía, conocía un poco como trabajaban lo cual me ayudó mucho a entender eso.

Lo comentamos con las chicas, ellas también estaban interesadas y eso nos llevó a trabajar en este proyecto”.

“Creo que nuestra misión principal, al igual que los bomberos, es ayudar en todo lo que se pueda a la comunidad. Se sabe que hay distintas problemáticas, como los inconvenientes que hay frente a grandes lluvias y la gente que necesita ayuda: alimento, ropa”, resume.

“Los bomberos nos han contado de las distintas ayudas que han brindado y eso nos entusiasmó mucho. Por ejemplo en nuestro blog publicamos sobre un jardín que concurrió a los bomberos y veíamos como a ellos disfrutaban de estar con los chicos y los pequeños ilusionados con ellos”.

Recordó que “el día del bombero, que es el 2 de junio, fuimos a la Laguna Chiquichano en donde ellos, en lugar de hacer una colecta para sus cosas, decidieron apoyar a la comunidad y programaron hacer una colecta no solo para un comedor “Caritas Felices” sino también para una perrera. Nosotros trabajamos junto a ellos en esa campaña y la verdad es que la gente colaboró muchísimo. Y ahí vimos la cantidad de gente que se acercaba y disfrutaba de poder ayudarlos”.

“Es decir que esto no es sólo algo que queremos hacer nosotros sino que también se observa en la comunidad como quiere apoyarlos”, evalúa.

A futuro, comenta que “estamos trabajando para el día del niño. Habrá dos celebraciones. En primer lugar, para los chicos del comedero y lo que ellos quieren es poder pasar tiempo con sus hijos. Ellos de verdad disfrutan, lo hacen voluntariamente, pero dejan de lado su familia y sus hijos durante mucho tiempo”.

“Entre otras cosas, estamos haciendo una campaña de recolección de juguetes”, finaliza.

Héroes de Trelew está en las redes sociales Instagram, Facebook y Twitter, en todos los casos com “grandesheroesdetrelew”.

Lectura Solidaria

El grupo “Lectura Solidaria” trabaja con la Escuela 40 del barrio Sarmiento. Su coordinador, Francisco Pontiliano, explica que “trabajamos en la biblioteca y también con la biblioteca de aula” marco en el cual “asistimos a los docentes con los trabajos y, por ejemplo hoy a la tarde, vamos a hacer una pequeña obra con las aulas de primero, segundo y tercero que tiene que ver con el gato y el ratón”.

“El objetivo general es confeccionar la biblioteca de aula” dice, pero “por encima de eso se busca mejorar la calidad de lectura de los chicos de las escuelas primarias” para lo cual “vamos a la biblioteca, les leemos algunos cuentos. Los conocemos, conocemos la realidad que están viviendo en esa escuela. Y también su entorno”.

“Por ejemplo hasta ahora no han ido muchos chicos por problemas que tienen fuera del ámbito escolar”, agrega.

“Apuntamos a la escuela primaria, principalmente a la pública donde se puede detectar deficiencia de lectura. No tanto del material educativo sino más que nada sino otro tipo de lecturas como cuentos, novelas, literatura en general”, finaliza.

En redes sociales están como “lecturasolidaria” en Instagram y Facebook, y “lecsolidaria” en Twitter.

Redes Sociales

Giuliana Carabetta coordina el blog, que se reabrió después de casi dos años, y resume la tarea que le compete a su grupo: “Buscamos aprovecharlo porque es una herramienta muy importante, más hoy que se utiliza tanto. Pero a la vez no queríamos dejar de ayudar de alguna manera y en un principio pensamos en, además, unirnos a algún comedor o a cualquier causa que necesitara ayuda” no obstante “nos dimos cuenta que era mucho entonces decidimos, además de desarrollar el blog, buscar diferentes campañas, causas con las que podríamos contribuir: por ejemplo hace muy poco hicimos una colecta de alimentos no perecederos porque encontramos que en el Comedor del Corazón estaban buscando ayuda. Armamos una campaña en la que incluso ofrecimos un desayuno para quien más reuniera cosas. La gente se prendió y juntamos más de 500 alimentos que ya entregamos”.

“Y seguramente volvamos allí porque nos invitaron a la fiesta del Día del Niño”, agregó.

“La verdad que es muy gratificante. Estamos todo el día trabajando porque al tener las redes tenemos el “ahora”, entonces estamos todo el tiempo”, finaliza.

El grupo está en Instagram y Twitter como “imatwch” y en Facebook como “institutomariaauxiliadoratwch”

Almas Jóvenes

El grupo solidario “Almas Jóvenes”, que coordina Sofía Spadaccini, trabaja en el Asilo Los Nonos. La elección de la institución tuvo, como cuenta, sus particularidades: “En realidad fue bastante personal porque todas tenemos abuelos o familiares que han estado en asilos. Y personalmente tengo a mi bisabuela allí”, dice.

“Nuestra tarea consiste en realiza actividades lúdicas con música, manualidades. Va más allá de cuestiones materiales. Es ir, dejar nuestro tiempo y dejar una huella, tanto en ellos como en nosotros”, explica.

“Lo único que necesitamos es que se promocione el trabajo y que otros se sumen porque la verdad es que la compañía siempre viene bien”, pide.

En todas las redes sociales el grupo está como “almasjovenesima”

Curando corazones

“Básicamente estamos reuniendo papel. Recaudamos en la escuela primero y ahora vamos a expandirnos a otros colegios y quizás oficinas públicas”, explica Valentín Ismael sobre el grupo solidario “Curando Corazones”.

Luego de ello, comenta que “lo pasamos a buscar y después lo vendemos: cada kilo de papel son 4 pesos y se la damos al Hospital que, con esa plata, realiza tareas de mantenimiento”.

Valentín cuenta que “elegimos el Hospital porque nadie lo había elegido y además nos gustó la idea de ayudar allí” pues “no está en el mejor estado”.

Y anuncia que “en estos días estamos poniendo tachos en todas las aulas con indicaciones sobre qué tipo de papeles son los adecuados” ya que “sólo sirve el papel blanco. La idea es incentivar a que colaboren. Cada día recolectamos las bolsas y cada semana la cooperativa se lleva el papel”.

En las redes se los puede encontrar como “curandocorazones”.

Hocicos Fríos

El grupo “Hocicos Fríos” trabaja con el área de Zoonosis de la Municipalidad de Trelew. En ese marco la coordinadora, Justina Vecchio, explica que “Hicimos una reunión con Verena (Dietz, titular del área) para conocer sus necesidades. Allí nos dijo que plata no necesitaban porque el Estado ayudaba muchísimo pero sí distracción para los perros. Sacarlos a pasear. Juntar cartón para las cuchas, para la higiene”.

“Y lo más importante es trabajar en la promoción de la adopción responsable, concientizar sobre la importancia de los controles, como los antirrábicos si te muerde un perro. Cómo reaccionar ante, por ejemplo, un perro que está lastimado”, agrega.

En el desarrollo del proyecto, contó que “ya hemos sacado a pasear a los perros, una muy buena experiencia” y “estamos tratando de conseguirles hogar a muchos de ellos”.

“Estamos haciendo una venta de bandejas dulces para tener un fondo. Y trabajamos en las redes sociales tratando de difundir todas estas situaciones”, finaliza.

Como todos, están en las redes sociales. Se los puede encontrar como “hocicosfrios”

Contagiando Alegría

Contagiando Alegría se denomina el grupo que trabaja con la biblioteca Kim Hue, del barrio Planta de Gas. Su coordinadora es Luciana Bugallo, quien cuenta que “elegimos trabajar allí porque nos pareció interesante poder relacionarnos con los chicos. Nuestro objetivo general es que los chicos que asisten a la biblioteca mejoren sus calificaciones escolares, que no les falten alimentos para el desayuno y la merienda, que lo toman allí”.

En ese marco, dice que “ya fuimos dos veces. En la primera ocasión solo hablamos con los directivos y ya la segunda vez tuvimos más relación con los chicos, jugando y conociéndonos un poco”.

Para el resto del año, Luciana explica que “tenemos pensado hacer distintos talleres: actividades de presentación, festejos por halloween, por el día del niño, inicio de vacaciones de invierno, de primavera y también de cocina, alimentación saludable, la importancia de la actividad física y otros temas”.

Actualmente “estamos haciendo una colecta de ropa de abrigo, incluyendo calzado. Y alimentos como harina, levadura, té, mate cocido y leche que se pueden acercar a dejarlo al Instituto María Auxiliadora. Hay cajas en la puerta, señalizadas que dicen “Contagiando Alegría”.

En Facebook están como “contagiandoalegriatrelew” y en Instagram y Tiwtter como “contagiando_alegriatw”.

Juventud Lectora

En la biblioteca Rosa de Amaya trabaja el grupo denominado Juventud Lectora, que coordina Nadin Sánchez. “Conocimos la biblioteca y nos gustó mucho el lugar para nuestra tarea, porque es un ámbito muy agradable. También nos gustó como trabajan y las cosas en las que podemos ayudar. Apenas entramos vimos un montón de cosas en las que podíamos colaborar”, dice.

En cuanto a trabajos a realizar, explica que “ahora estamos con una recaudación de fondos para reunir alimentos para los chicos que toman allí la merienda la merienda” y además “queremos construir algunos muebles para el espacio de lectura que tienen ellos. Lo principal que haremos es el apoyo escolar para que ellos se involucren más con la escuela y que le presten la atención que corresponde”.

Están en Twitter, Facebook e Instagram como “juventudlectora”.

Fuente: Diario Jornada